< Regresar a opinión

Agosto 2015 |Cultura by @CarlosZapienMX | 0 comments

Carta dirigida a los integrantes de la H. Cámara de Diputados, LXIII Legislatura



*Carlos Zapién

RESPETABLES INTEGRANTES DE LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS
P R E S E N T E . -

Por este medio me dirijo a la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, en lo general; y a los integrantes de la Comisión de Cultura de la misma, en lo particular, para exponer de manera respetuosa y fraterna lo siguiente:

La promoción de la cultura y las artes es un eje de suma importancia para el progreso social de nuestro país. La política cultural de México requiere de mecanismos que otorguen certeza en sus resultados así como independencia financiera para la instrumentación de las estrategias pertinentes, entre ellas la elaboración de convenios de intercambio y de apoyo mutuo con instancias locales, estatales e internacionales.

Los participantes e interesados en el desarrollo cultural mexicano recibimos con regocijo la propuesta hecha por el Presidente de la República, dentro del mensaje con motivo de su Tercer Informe de Gobierno, para que los miembros del Congreso de la Unión, en su calidad de actores primarios en la formulación de nuevas políticas públicas para el beneficio común, aprueben y apliquen los preceptos legislativos necesarios para la creación de la Secretaría de Cultura adscrita al Poder Ejecutivo.

Considero que la propuesta anunciada por el Lic. Enrique Peña Nieto es compartida por gestores culturales, creadores artísticos e inversionistas del ramo cultural, entre otros sectores que trabajan arduamente en todos los rincones de México para la rehabilitación del tejido social mexicano como una repercusión directa e insoslayable que entraña la promoción de las expresiones estéticas, tradicionales y comunitarias del enorme mosaico multicromático que es México, y que por eso mismo tiene el potencial para colocar a nuestro país en un lugar destacado del concierto internacional.

Sobre esa base conceptual apoyada en la lógica, los interesados en el quehacer cultural hacemos un confiable llamado a la sensibilidad de los miembros del Congreso de la Unión para dotar a nuestra Nación de la certidumbre jurídica, a través de su desempeño legislativo, gracias a la cual la promoción de la Cultura y las Artes podrá profesionalizarse y garantizar sus resultados por medio de una Secretaría de Estado que cuente con atribuciones suficientes para ese fin.

Agradeciendo su atención a esta misiva y por el bien de México, deseo también a Ustedes el mayor de los éxitos en sus funciones públicas.

*Carlos Zapién, tenor de origen cajemense, es fundador y director artístico de Ars Vocalis México.