Blog

Grandiosa Ginamaría  

Rara vez visité la casa de mis abuelos paternos. Recuerdos de ellos no tengo, pero sí me acuerdo que un día mis padres me llevaron a la casa de los abuelos. El aparato tocadiscos estaba prendido y el abuelo quitó el disco LP y puso un cassette a tocar. Me acuerdo de la voz que escuché: en ese momento pensé que era voz de pájaro (esto sucedió cuando yo tenía unos 4-5 años), pero esa voz era femenina, muy bella, nítida. 

Meses después, ya en mi lugar de residencia en Ciudad Obregón, Sonora, explorando el tocadiscos (y toca 8-tracks y cassette) encontré un cassette titulado Grandiosa Ginamaría. Prendí el aparato, inserté el cassette e inmediatamente recordé la voz de pájaro, una voz hermosa, privilegiada, entrenada para el canto. Me entusiasmaba mucho escuchar las interpretaciones de Júrame, Crucifijo de Piedra, Que seas Feliz, Pavana, etc. Como el fan más joven que Ginamaría tuvo, me dediqué a buscar más grabaciones de ella, pero fue imposible encontrar rastros de ella. Fui a una tienda de discos en el centro de Ciudad Obregón y ahí me dijeron que Ginamaría fue una cantante peruana que había fallecido mucho tiempo atrás. En otra tienda, en Hermosillo, comentaron que la disquera GAS ya no existía y que desconocían qué había pasado con esta cantante. En fin, escuché ese cassette por muchos años, al grado de aprenderme todas las canciones contenidas en el cassette. 

La vida siguió: el aparato tocadiscos se "comió" la cinta y ya no pude más escuchar a la grandiosa Ginamaría, pero la influencia de su arte en mi persona contribuyó a que yo decidiera dedicarme a la música de manera profesional. Estudié por un año en el Conservatorio de Las Rosas, seguido de mis estudios en la Universidad de Oregon. 

Un día del mes de Enero del 2004 entré a una clase en el salón de cómputo de la escuela de música. Sentado delante de la computadora, y por algún motivo que desconozco, me acordé del cassette de la grandiosa Ginamaría y de la disquera GAS. Google se ufanaba de "saberlo todo", así que puse la información a buscar, y la gran sorpresa que me llevo al encontrar la página web de la cantante. Recuerdo que inmediatamente le llamé a mi mamá a México y emocionado le conté el descubrimiento. Basta decir que no puse atención a la clase que para ese entonces ya había iniciado y me dediqué a escribirle una carta larga a Ginamaría. 

Esperaba una respuesta pronta por parte de ella, lo cual no sucedió. Un par de días después, pensé que posiblemente ella recibía muchas cartas de admiradores y simplemente no las respondía. De todos modos, pude, a través de YouTube, escuchar las pocas canciones interpretadas por ella que estaban en video. 

El 9 o 10 de Febrero de ese mismo año, revisando mi carpeta de correos no deseados, encontré un email de Ginamaría Hidalgo. "Muchas grasias (sic). Bella historia. Sigue adelante".  Yo le respondí con otra carta algo larga. Ella ya no respondió. Falleció el 10 de Febrero, pero su legado perdurará a través de sus grabaciones que podemos disfrutar.

 

Alfonsina y el Mar - acompañada por Ariel Ramírez al piano

Ave María - acompañada por Cacho Tirao en la guitarra 

Jazmín de Luna - acompañada por el compositor Jorge Mlikota

La historia de Cici 

Hace 2 meses, cuando iba manejando por la calle Oracle, vi a un perro corriendo en la banqueta. Eran las 9:00 PM y la temperatura era mayor a 30 grados centígrados. Era evidente que la mascota estaba perdida. Frené el carro y vi vuelta por la calle Rudasil (afortunadamente no había carros detrás del mío). Seguí al perro hasta que entramos a un estacionamiento de un centro comercial.  Para ese entonces el perro ya caminaba lentamente, quizás por el cansancio de correr. Finalmente pude captar su atención. Vino hacia mi y puso sus patas en la ventana del carro. Pude ver que el perro estaba sediento. Afortunadamente tenía una botella de agua en el carro y pude darle agua a beber. El perro parecía muy feliz y relajado. Creo que le caí bien, porque el perro saltó y se sentó en el asiento de pasajero cuando abrí la puerta del carro. Ya vi que la criatura era una perrita y se comportó muy amable conmigo...entonces la llevé a casa. Ella es una lindura de mascota, pero, desgraciadamente no es amigable con otros perros. De todos modos, ella tuvo mucho cariño esa noche. Después de tomarle una foto, se publicó su situación en Facebook. Su foto se compartió en las redes sociales, incluyendo a Tucson, AZ - Lost Dogs, Cats & Pets (gracias por compartir la foto). Al día siguiente llevamos a la perrita al PACC (Pima Animal Care Center) donde los especialistas le encontraron un chip. ¡Su nombre es Cici!

El staff de PACC contactó a los dueños pero estos nunca fueron por la perrita. Cici se quedó en el santuario por varios días hasta que ella estuvo lista para ser adoptada. Yo realmente quería quedarme con ella, pero desgraciadamente ella no es amigable con otros perros (yo tengo dos perritos). Dos semanas después, recibí una llamada del santuario para informarme que Cici había sido adoptada. Estoy seguro ella está contenta con su nueva familia. Los perritos merecen lo mejor porque ellos dan todo de si.

Cici's Story 

About 2 months ago, as I was driving down Oracle st, I saw a #dog running on the side walk. Take note, it was already 9pm but still above 90 degrees hot. The poor thing was clearly lost. I made a sudden stop and turned on Rudasil st. (thankfully there were no cars behind me ).I followed the dog until we reached a nearby parking lot. At that time the dog was slowing down, probably tired of running. I finally caught her attention. She came to me and placed its paws on the car window. I could see the dog was thirsty. Fortunately I had a bottle of water with me and I was able to give her a drink. The dog seemed very happy and relieved. I was thinking that the dog was OK with me because it sat on the passenger seat when I opened the door. She was really friendly to me so I took her home. She’s a very sweet creature. She played with me and would simply lay beside me while watching tv then placed her head on my lap. She got pampered that night (tummy rubs!). Anyway, I took a photo of her and posted it on Facebook. A picture of her was shared on social media, including Tucson, AZ - Lost Dogs, Cats & Pets (thanks for sharing the post). We took her to PACC (Pima Animal Care Center) the next day to find out if she has a chip. She was scanned and there it was. Her name is Cici!

The PACC staff contacted the owner but sadly they didn’t reply. She stayed in the shelter for a few days until she was ready to be put for adoption. I had thoughts of taking her back home with me but unfortunately she is not friendly with other dogs and I have 2 other dogs of my own. We went back to visit her in the shelter a few times and left our phone numbers if there’s any progress. Almost 2 weeks after being in the shelter we finally got a call that Cici has been rehomed! I’m sure she is loving it and enjoying her new family. Dogs deserve the best for they give unconditionally.