La historia de Cici

Hace 2 meses, cuando iba manejando por la calle Oracle, vi a un perro corriendo en la banqueta. Eran las 9:00 PM y la temperatura era mayor a 30 grados centígrados. Era evidente que la mascota estaba perdida. Frené el carro y vi vuelta por la calle Rudasil (afortunadamente no había carros detrás del mío). Seguí al perro hasta que entramos a un estacionamiento de un centro comercial.  Para ese entonces el perro ya caminaba lentamente, quizás por el cansancio de correr. Finalmente pude captar su atención. Vino hacia mi y puso sus patas en la ventana del carro. Pude ver que el perro estaba sediento. Afortunadamente tenía una botella de agua en el carro y pude darle agua a beber. El perro parecía muy feliz y relajado. Creo que le caí bien, porque el perro saltó y se sentó en el asiento de pasajero cuando abrí la puerta del carro. Ya vi que la criatura era una perrita y se comportó muy amable conmigo...entonces la llevé a casa. Ella es una lindura de mascota, pero, desgraciadamente no es amigable con otros perros. De todos modos, ella tuvo mucho cariño esa noche. Después de tomarle una foto, se publicó su situación en Facebook. Su foto se compartió en las redes sociales, incluyendo a Tucson, AZ - Lost Dogs, Cats & Pets (gracias por compartir la foto). Al día siguiente llevamos a la perrita al PACC (Pima Animal Care Center) donde los especialistas le encontraron un chip. ¡Su nombre es Cici!

El staff de PACC contactó a los dueños pero estos nunca fueron por la perrita. Cici se quedó en el santuario por varios días hasta que ella estuvo lista para ser adoptada. Yo realmente quería quedarme con ella, pero desgraciadamente ella no es amigable con otros perros (yo tengo dos perritos). Dos semanas después, recibí una llamada del santuario para informarme que Cici había sido adoptada. Estoy seguro ella está contenta con su nueva familia. Los perritos merecen lo mejor porque ellos dan todo de si.

Leave a comment

    Add comment